Martin Ron

Exposición de Martín Ron en una galería de arte

El joven muralista de Caseros, considerado entre los diez mejores representantes del Street Art en el mundo, autor de más de 300 obras callejeras, exhibe por primera vez obras de formato pequeño en una galería de arte.

Se trata nada menos que de trasladar ese gran formato de la calle a uno más pequeño, puertas para adentro, en un conjunto de obras que se exhibirán en la exposición titulada “Menagerie”, desde el jueves a las 19, en la galería Quadro Arte Contemporáneo, ubicada en San Isidro.

Es desembarcar en otro público”, cuenta a Télam este artista acostumbrado a “ganar la calle con mega obra”, como el mural de Villa Urquiza de 400 metros cuadrados –el más grande la ciudad- que pintó en 2013 en Holmberg y Rivera, con la figura de un chico en skate con un fonógrafo en la mano, o la imagen de Tita Merello en una de las estaciones de la línea H del subte o el ya tan aclamado mural de Tévez en el barrio Ejército de los Andes.

Los animales y las personas –en un arco cromático deslumbrante- son las figuras recurrentes que Ron (Caseros, 1981) suele plasmar en sus obras, y basta mencionar como ejemplo la inmensa tortuga marina gigante, pintada en Barracas, realizado en el marco del evento Meeting of Styles 2012, la cara de un niño en la estación Plaza Miserere del subte –uno de sus ojos es la ventilación en la pared- o el logo de bienvenida Lollapalooza –serpientes y loros- que delineó en vivo, durante el festival.

Eso explica que Ron haya decidido titular a su primera exposición indoor en Argentina con la palabra “Menagerie”, tal como se denominaba en la Francia del siglo XVIII las exhibiciones privadas de animales exóticos y salvajes, en el círculo más aristocrático de la época, con el guiño también a la exposición de piezas fuera de su ámbito natural.

Son obras inéditas, hechas especialmente para esta exposición, en un lenguaje nuevo, en pequeño formato, y tienen otra manera de realización, otro abordaje. Es diferente a cómo uno encara el proyecto en la calle y adaptarlo es lo más interesante. Es un desafío. Pero no es una traducción a la pintura de caballete, sino que lo que hice fue intervenir soportes que encontré en la calle y de alguna manera recrear la pintura mural”, detalla Ron, quien hizo algo similar el año pasado en la galería londinense Mead Carney Fine Art.

Son pedacitos de ciudad dentro de la galería -se explaya el artista-, cuadros en los que recreo la materialidad de la calle, sobre placas cementadas, con las mismas pinturas y colores que utilizo para los murales. Es una adaptación de formato más que de lenguaje”, precisa el artista que la revista neoyorquina Art Democracy ubicó como una de los integrantes del top ten mundial en el rubro Street art.

Estonia, Inglaterra, Malasia, Bélgica, Estados Unidos, Islas Canarias y Guyana son algunos de los países y lugares del mundo a los que Ron fue invitado a dejar su impronta, sin contar los cientos de murales que coloreó en Tres de Febrero, donde es el Responsable del Programa de Embellecimiento Urbano del Municipio, mientras que en el subte H -él es una suerte de curador de los murales de esa línea- inmortalizó los rostros de Ángel Villoldo y Tita Merello.

Yo me considero un pintor que elige la calle –se planta este joven de 35 años-, no siento que pertenezco a cierto palo. No somos un sindicato”, asegura, y recuerda que cuando comenzó con todo esto, a fines de los 90 -mientras replicaba a gran escala las tapas de los discos de Megadeth y Iron Maiden-, las únicas pintadas callejeras aludían al candidato a intendente de turno.

Esto tiene que ver con la inquietud del artista de recuperar espacios, no sólo embellecerlos. Espacios que nos pertenecen. Hoy en día la vía pública está saturada de información, de mensajes, de publicidad, de propaganda política.. salir a pintar es recuperar ese espacio de expresión, es un punto de encuentro. El mural es un momento de pausa”, celebra.

Cada vez que termino un mural, una de las cosas que la gente más me pregunta es: ‘che. ¿Y qué significa esto?’. Y yo pienso ‘es al revés, ¡relájate!’. En diez metros vas a ver un cartel que significa ‘tenés que comprar esto’ y en otros diez metros ‘tenés que frenar’ y más adelante ‘tenés que comprar esto otro’. Acá no hay indicaciones. Pero lo tenemos naturalizado.. necesitamos más pintura en la calle”.

“Menagerie” se inaugura este jueves a las 19 en la Galería Quadro Contemporaneo, Avenida del Libertador General San Martín 14354, San Isidro, donde permanecerá hasta el 31 de mayo.

Fuente: Télam

¡ENVIÁ TU COMENTARIO!